Consuelo Machuca

MI LAMENTO POR TI, JUAN

Cuando tus ojos se cerraron
Se nublaron los míos.
Desde que te fuiste, amor,
No hay luz en mi camino.

Mi corazón sufre, mi alma llora
No hay luz en mi camino.

Soy como esa pluma que lleva el viento,
Rumbo perdido.
Desde que te fuiste, amor
No hay luz en mi camino.

No quiero la luz del sol
Ni el brillo de las estrellas
Ni el susurro del viento.
Desde que te fuiste, Juan,
De pena me estoy muriendo.

¡Cuánto echo de menos un abrazo tuyo!
¡Cuánto echo de menos
La ternura de tus manos
El calor de tus besos
La dulzura en tu mirada
Tu amor inmenso!

Mucho nos quisimos
Mucho nos queremos.
Siempre estás en mi corazón
Y en mi pensamiento.

Fuiste mi gran amigo
Mi amante, mi compañero.
Me cuidaste con la ternura de una madre
Me diste tu amor inmenso.
Desde que te fuiste, amor,
No vivo, camino por un desierto.
Fuiste la luz de mi vida.
Mi amor por ti es eterno.

Dios te bendiga, Juan.

Tu esposa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *